Buenas Prácticas

La detección, análisis y transferencia de buenas prácticas es la piedra angular de todas las estrategias de comunicación y es una herramienta esencial para la gestión pública y para avanzar en los objetivos de la política regional comunitaria.

Cualquier acción que cumpla con los siguientes criterios puede considerarse una buena práctica:

  • El papel de el FEDER en la actuación fue convenientemente difundido entre los beneficiarios/as, beneficiarios/as potenciales y público en general.

  • La actuación incorpora elementos innovadores.

  • Adecuación de los resultados obtenidos a los objetivos establecidos.

  • Contribución a la resolución de un problema
    o debilidad detectada en el entorno de ejecución.

  • Alto grado de cobertura sobre la población a la que va dirigida.

  • Consideración de criterios horizontales de igualdad de oportunidades y no discriminación, así como responsabilidad social y sostenibilidad ambiental.

  • Sinergias con otras políticas o instrumentos de intervención pública.