Ángel Mato visitó hoy la renovada calle en la compañía del concejal de Urbanismo, Julián Reina, que explicó que la conclusión de las obras supone otro paso en la estrategia de recuperación del barrio que comenzó con Carmen Curuxeiras.

EL ALCALDE DE FERROL PONE LA REURBANIZACIÓN DE ESPARTERO COMO EJEMPLO DE LA APUESTA DEL CONCELLO POR REGENERAR FERROL VELLO

Ferrol, 24 de septiembre de 2021.- El alcalde, Ángel Mato, y el concejal de Urbanismo, Julián Reina, recorrieron esta mañana Espartero después de la terminación de las obras de reurbanización de la que es la principal calle de Ferrol Vello. Durante la visita pudieron hablar con varios residentes y representantes vecinales que les trasladaron sus impresiones sobre una actuación que avanza en la recuperación del barrio. La reurbanización de la calle Espartero es una operación cofinanciable por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder) en el marco del Programa Operativo Plurirregional de España Feder 2014-2020 dentro de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado (Edusi) “Ría de Ferrol, Cidade 2020”.

En palabras del regidor ferrolano, la intervención entre el cruce con Breogán y la carretera Alta do Porto le dá continuidad a la regeneración de un bien de interés cultural como es la zona histórica de la ciudad, además de constituir “un ejemplo” de lo que el Concello quiere seguir haciendo en el barrio. Mato destacó la intención del gobierno local de acometer las reformas de los espazos públicos “con la intención de que sean aprovechados por la gente”, y, en ese sentido, mostró su deseo de que “en los próximos meses” dé inicio la reurbanización de la otra gran calle de Ferrol Vello, San Francisco.

Julián Reina explicó, por su banda, que el punto y final a la actuación en Espartero significa darle continuidad “a la estrategia de recuperación que tenemos para el barrio”. “Comenzamos con curuxeiras, continuamos por Espartero y el próximo objetivo es San Francisco”, coincidió con el alcalde. El fin último, aseguró, “es recuperar el barrio y recuperar el espacio para las persoas, y vamos cumpliéndolo paso a paso”.

Ángel Mato destacó que esta intervención forma parte de la EDUSI y que gracias a la Unión Europea y sus políticas de cohesión fue posible rehabilitar este espacio urbano considerablemente degradado. Se dotó de nuevas instalaciones que lo convierten en un lugar más atractivo para el uso residencial a la vez que se mejora la calidad de vida tanto de sus habitantes como de los visitantes a la ciudad, pero también se trata de una actuación que promueve la dinamización económica de la zona en el ámbito comercial, residencial y hostelero.

La calle Espartero es una de las arterias nucleares de Ferrol Vello y su reurbanización constituye una apuesta necesaria para la revitalización y regeneración urbana del barrio según la línea de actuaciones variadas de restauración y rehabilitación que se están llevando a cabo dentro del múltiple patrimonio histórico con el que cuenta la ciudad y en coherencia con la candidatura a patrimonio mundial de la UNESCO. La ejecución de la reurbanización permitió la completa renovación de la calle en el tramo entre San Antón y la carretera Alta do Porto. Se eliminó el desnivel existente entre las aceras y la zona de tráfico rodado, diferenciando ambos espacios mediante el cambio de pavimento. Así, en las aceras entre San Antonio y Baterías se aprovecharon las losas existentes, mientras que para el tramo de circulación de vehículos se instaló adoquín. Entre Baterías y la carretera Alta do Porto en la totalidad del pavimento se emplearon losas de granito. Este último tramo pasó a ser peatonal, y en el se acondicionó una plaza con la instalación de mobiliario urbano y la plantación de cuatro árboles, con el fin de completar la humanización del espacio.

También se renovaron las instalaciones de saneamiento y abastecimiento de agua, se hizo la reposición de la red de gas, se enterró el tendido eléctrico y se colocó nueva iluminación acorde con la de Ferrol Vello.

El proyecto fue adjudicado por 473.830.78 euros y la financiación corresponde en un 80 % a los fondos europeos y en un 20 % al Concello.