Marián Ferreiro y Xosé Regueira rubricaron esta mañana el acuerdo en la Diputación para un proyecto que cuenta con un presupuesto total de 1,3 millones de euros

LA ALCALDESA DEL CONCELLO DE NARÓN Y EL VICEPRESIDENTE DE LA DIPUTACIÓN FIRMARON UN CONVENIO DE COLABORACIÓN PARA REHABILITAR EL MOLINO DE XUVIA

A Coruña, 3 de diciembre de 2019.- El vicepresidente de la Diputación, Xosé Regueira, y la alcaldesa de Narón, Marián Ferreiro firmaron el convenio de colaboración para la cofinanciación de la rehabilitación del Molino de Xuvia. El proyecto cuenta con un presupuesto de 1.307.842 euros de los que la Diputación de A Coruña aporta un total de 400.000 euros para una iniciativa que supondrá la recuperación de un elemento patrimonial fundamental del ayuntamiento de Narón y una de las principales construcciones de la historia industrial gallega.

La Diputación de A Coruña colaborará con el Ayuntamiento de Narón en la rehabilitación del Molino de Xuvia, un elemento de singular importancia histórica y etnográfica, con un proyecto que cuenta con un presupuesto de 1.307.842 euros de los que la institución provincial se compromete a acercar un 30% del total, es decir, 400.000 euros.

El vicepresidente y diputado de Planes y Turismo, Xosé Regueira, considera que el proyecto, supone «recuperar el molino más singular de la época de la Ilustración, que jugó un papel crucial en el mercado con América y es uno de los bienes de mayor relevancia de la historia industrial gallega y, en concreto, de la provincia de A Coruña, tanto arquitectónica como históricamente». Para la Diputación de A Coruña, apuntó Regueira, es «un orgullo colaborar en la financiación de este proyecto que va a incidir positivamente en el conocimiento del vecindario de la comarca y que también es un recurso turístico de gran valor en un ámbito tan importante para nosotros como es el Camino Inglés, justo al lado del propio monasterio de Xuvia».

La alcaldesa de Narón, Marián Ferreiro, por su parte, destaca la «colaboración entre las administraciones para recuperar un bien singular en el que se proyectará un centro de interpretación donde pondremos en valor a historia de la Real Fábrica de Harinas de Xuvia». Señala también que la financiación del proyecto, que cuenta con un presupuesto de 1.307.842 euros, está enmarcado dentro de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado «Ría de Ferrol, Ciudad 2020», contando por lo tanto de cofinanciación de fondos FEDER. Para el ayuntamiento de Narón supondrá, «poner en valor nuestro patrimonio y también un punto de atracción turística dado el importante valor de esta construcción».

El proyecto de rehabilitación permitirá recuperar un elemento patrimonial de gran valor histórico con un origen fabril que se sitúa en el siglo XVIII.

El programa de rehabilitación contempla la reconstrucción y restauración mimética de los ingenios industriales para mostrarse en el entorno recuperado, como pieza básica de la historia, cultural del lugar y su gente y la reutilización del edificio de viviendas para museo y aulas didácticas. Además, el proyecto posibilitará conseguir nuevos espacios multiusos que permitirán mostrar el patrimonio municipal, entre el que se encuentra este emblemático edificio, tanto por parte de las personas residentes en la comarca como como por el de atracción turística.

En el complejo arquitectónico se incluye el molino, viviendas y almacenes. La planta baja del molino se dedicará a centro de interpretación y la superior a aulas temáticas, sala de conferencias o exposiciones temporales. El almacén tendrá como uso la recepción de visitantes y contará con una zona de información y exposición de productos naturales, artesanía y literatura local, además de aseos públicos. Finalmente el patio, cubierto por una estructura de vidrio, será el vertebrador de todos los espacios y en él se situará el núcleo de comunicaciones principal, absorbiendo las circulaciones entre los distintos cuerpos y salvando así los diferentes desniveles existentes.

Los criterios que se defenderán en la restauración e intervención pasan por utilizar materiales iguales o similares en los elementos restaurados, uso de técnicas, materiales y conceptos compatibles con los existentes y adaptación del edificio al mayor número de funciones para asegurar su mantenimiento en el tiempo.